May 18th, 2007

valleinclan

Camilo José Cela. La familia de Pascual Duarte

Destino, 1984

El comunista éste (juego con las iniciales del escritor) a pesar de ser un bocazas escribía bien. Eso me habían dicho y me he dispuesto esta semana a comprobarlo. Y parece ser que es cierto. No es una obra maestra, tiene partes cuanto menos ininteligibles, pero sobrecoge. Así, cumple con bastante acierto su cometido.
Tiene fama de ser una obra desagradable y mostrar sin escrúpulos escenas violentas. Mentira. ¡Atroz mentira! Si acaso al principio: la muerte de un perro de caza. Pero todavía no se ha entrado en terreno de tensión y cuando se hace las descripciones son sutiles. Conmueve más lo que sucede por la mente de Pascual Duarte en los momentos previos a la muerte de su madre que el forcejeo que tendrá lugar después.
Tan sólo en las primeras páginas me resultó extraño el lenguaje. Luego, no sé si por costumbre o porque no era para tanto, no he visto muchas incongruencias entre el estado social del que narra y el lenguaje que Cela pone en su boca. Tampoco he soportado nunca la excesiva aproximación al lenguaje callejero y ver cada cuatro páginas reló me produce algunas náuseas, así que prácticamente se agradece el lenguaje cuidado aunque reste verosimilitud.
Sin llegar al extremo de identificarme con ningún personaje, entiendo bastante bien el modo de actuar del protagonista. De hecho yo habría sido peor que él. Habría podido escribir en esas cuartillas: «Yo, señor, sí soy mala, aunque no se me presenten motivos para serlo.»