Leithient (akivah) wrote,
Leithient
akivah

  • Mood:

Recuerdos teñidos por tu voz

Ausencia de dolor,
vida teñida por el odio.


Tengo intención de repetir algo similar a esto una vez más. Y después intentar alejarme de este tipo de cursiladas durante una larga temporada. La diferencia se haya en el receptor, que me gustaría creer que no se lo espera, y que sé a ciencia cierta que no es mi estilo. En este caso me limitaré a devolver un detalle que tuvo cierta persona, como agradecimiento por leerme y compartir vivencias conmigo. Lo malo es que tras esta entrada creo que la otra persona ya sabrá que es la próxima.

La persona antes mencionada es Iván. Como verás, yo también he cambiado un poco mi estilo de escribir en este intento de relato. Espero que te guste.

Y a los demás, espero que al menos les entretenga.


(Alicante, 15 de mayo de 2006)


Recuerdos teñidos por tu voz,
voz rota por la inocencia,
inocencia perdida por el dolor.

Se encontraba frente a ella sin poder controlar sus palabras. Por fin había conseguido deshacerse de esa sensación de impotencia. Por fin podría decírselo todo.

"Permíteme, aunque te duela, decirte que te marches.
Perdóname si ves que me duele hacerlo."


Las palabras salían tal como quería que fueran escuchadas.

"Dicen que las cosas tienen un fin, y a esta situación le ha llegado su turno. No lo hagas más difícil."

Mientras tanto todo lo que habían vivido pasaba por delante de él. No podía creer cómo habían llegado a ese punto. Después de tanto tiempo... al fin y al cabo duele descubrir que las cosas no son como uno espera, pero así es la vida y él siempre la había afrontado con decisión y firmeza. Terminaría poniendo por encima cualquier otro sentimiento que aliviase su dolor, porque como fuere que terminasen las cosas esa noche, tenía una cosa clara: él sufriría, como había sufrido durante los últimos tres meses que había permanecido bajo la suela de su amargura.

Ella, tan bella y tan fría. Se sentía estúpido al no haberse dado cuenta de cómo era realmente. Porque tenía que haber sido así desde el principio, de eso se autoconvencería más adelante, cuando tuviera claridad para pensar.

"No te acerques o me obligarás a pegarte un tiro en la frente, y no te dolerá más de lo que a mí me duele ver en lo que te has convertido."


Se escuchó un ruido seco y decidido. Mató al amor de su vida para no ver cómo éste se acostaba con lo más bajo en nombre de la desdicha.
Tags: relatos
Subscribe

  • Entre palabras, sentimientos y razones

    Le dije que no era cierto, me dijo que no era mía. Es la primera vez en este blog que no pongo un título extraído de algún poema de Bécquer, pero…

  • Antonio Machado. Campos de Castilla

    Cátedra, 1999 Me parce complicado hablar de un libro que no puedes resumir convencionalmente, así que se hará torpemente. Es reseñable mi…

  • Por qué no pienso votar.

    Desde que, en diciembre, me tocó cumplir dieciocho años he estado reflexionando sobre cómo emplear mi derecho a participar en la vida política de…

  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 6 comments