Leithient (akivah) wrote,
Leithient
akivah

  • Mood:

Existimos porque somos recordados

La frase que da título a esta entrada es de un buen amigo con el que en su día tuve mis diferencias. Un amigo que hoy me ha servido de apoyo durante gran parte de esta noche (los méritos del resto de la noche se los merece mi madre). Escribo porque ya es hora de hacerlo, pero no tengo muy claro cuál es la finalidad de mis escritos, quiero escribir algún poema pero dije que no lo haría, y no voy a hacerlo en este blog.

Llevo varios años sufriendo por amor y desde hace unos días he sentido la necesidad de abrirme si pretendo olvidar. Tengo el defecto de ser muy enamoradiza y, aunque haya una persona que ocupa toda mi capacidad de amar, me he enamorado de varias personas a lo largo de este tiempo, a lo largo del tiempo que he permanecido amando a una dama que llamaremos Dafne. A los diversos enamoramientos, con más o menos intensidad, los podríamos llamar Érato y Clío. Dafne es la primera mujer por la que escribí un poema del que me sentí realmente orgullosa. Érato me ha hecho daño, a veces conscientemente, otras veces inconscientemente pero aunque toda su existencia se hubiera basado en hacerme daño no tendría nada que reprocharle porque yo tampoco me he comportado como debía con ella. Clío, sin embargo, es una mujer inalcanzable que me ha enseñado a ser mejor persona sin esperar absolutamente nada a cambio, sin ni siquiera saber lo que estaba causando en mí. Es la persona por la que he sentido algo de forma más pura, pero también la más inalcanzable.

Lo cierto es que ninguna llega a ser verdaderamente inalcanzable. Una heterosexual con novio que una vez se planteó algo conmigo y que yo me encargué de destrozar; una mujer casada mayor que yo; una mujer mucho mayor que yo cuyo corazón ocupan muchas mujeres pero por alguna razón yo no. Y no sirve de gran cosa lamentarse, a no ser que lo que se pretenda sea amargar a mi madre y al amigo que me ha acompañado algunas horas de hoy. Entonces sí, mis sentimientos sirven de mucho.

Pero la cosa no ha acabado ahí. Hay una persona que ni se imagina lo que siento. Y lo que siento es miedo porque me gustaría ser capaz de formar parte de su vida, porque ha sufrido en la misma cantidad que yo, aunque de distinta forma. Pero es tan gracil, tan perfecta, tan femenina, tan todo eso que yo no tengo que sería (ella) incapaz de ver en mí algo más que un simple apoyo no se sabe muy bien por qué. Y otra persona que se supone que sabe que un buen día me gustó, pero no sabe que no va más allá de cada vez que la veo (lo cierto es que ha sido lo que menos mal me ha causado, pero hoy no era un buen día para descubrir cómo estaban las cosas). Volvemos a la única persona que realmente se merece que pierda un poco de tiempo intentando hacerla sentir mejor. Ella. Esa persona que no va a leerme. Que no va a dejar sus comentarios y que tal vez nunca sepa que algún día sentí algo por ella. ¿Merece la pena este silencio? ¿Merecen la pena los silencios por esta mujer, por Dafne, por Érato, por Clío, por todas ellas que en los últimos dos años han ido ocupando algún lugar especial en mi vida?
Tags: vivencias
Subscribe

  • Antonio Machado. Campos de Castilla

    Cátedra, 1999 Me parce complicado hablar de un libro que no puedes resumir convencionalmente, así que se hará torpemente. Es reseñable mi…

  • Camilo José Cela. La familia de Pascual Duarte

    Destino, 1984 El comunista éste (juego con las iniciales del escritor) a pesar de ser un bocazas escribía bien. Eso me habían dicho y me he…

  • Paulo Coelho. El Zahir

    Planeta, 2005 Traductora: Ana Belén Costas Hace varios meses que me ronda por la cabeza la pretenciosa idea de que, con eso de entender algo más…

  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 10 comments

  • Antonio Machado. Campos de Castilla

    Cátedra, 1999 Me parce complicado hablar de un libro que no puedes resumir convencionalmente, así que se hará torpemente. Es reseñable mi…

  • Camilo José Cela. La familia de Pascual Duarte

    Destino, 1984 El comunista éste (juego con las iniciales del escritor) a pesar de ser un bocazas escribía bien. Eso me habían dicho y me he…

  • Paulo Coelho. El Zahir

    Planeta, 2005 Traductora: Ana Belén Costas Hace varios meses que me ronda por la cabeza la pretenciosa idea de que, con eso de entender algo más…