valleinclan

Más allá de la realidad

Todavía no sé cuál de las dos canciones me gusta más, así que pongo las dos. Qué raro se me hace escribir una entrada de éstas.

Cuatro Gatos - Una promesa

Hay una razón para hacer una promesa que nunca se pueda romper, yo lo sé muy bien.

Por mi palabra, por tu mirada, por un secreto confesado en un papel, por tantas cosas que sentir, igual que ahora por ti.

Como en esta canción por ti, sé que siempre estarás ahí, como yo lo estaré por ti, por ti, te lo prometí.

Como en esta canción por ti, yo siempre estaré aquí, esa es la promesa que pienso cumplir.


Cómo pudo ocurrir si yo jamás esperaba llegar a vivir un instante de ti.

Como un regalo, como un milagro, y en un momento comprendí que esto es así, que todo cuanto me importó es lo que nunca pedí.

[Estribillo]



Cuatro Gatos - Más allá de la realidad

Son mis palabras una razón para luchar por un amor sin terminar. A sangre y fuego nada nos puede separar, mi vida está en tus manos ya. Ya no me importa la distancia entre tú y yo, un día el tiempo será de los dos.

Unidos por un ideal, por una historia sin final, unidos más allá de todo lo real. Unidos por la eternidad, por una fuerza irracional, unidos más allá de toda realidad.

Es un veneno lo que me diste a probar y ya no lo puedo olvidar. Es el deseo lo que empuja a gritar: ¡quiero volverme a envenenar! Ya no me importa la distancia entre tú y yo, un día el tiempo será de los dos.

[Estribillo]

Ya no me importa la distancia entre tú y yo, un día el tiempo será de los dos.

[Estribillo]
  • Current Music
    Cuatro Gatos - Una promesa
  • Tags
valleinclan

Ayer un ángel quiso gobernar el silencio

Ayer un ángel quiso gobernar el silencio,
descubrí que todo había cambiado.
El silencio trató de provocar mi llanto,
tal vez celoso de sus manos, de sus ojos, de su tacto.

Nada cambiará el pasado;
esos días no importaban tanto,
o tal vez su voz es quien lo hace ver tan lejano.
Quien me hace dar pasos en falso.

Hoy vuelve a invadirme el tedio
al saber que ella no está a mi lado.
Recurriré al olvido
antes de causar más daño.

Nota: cuando uso la palabra tedio lo hago con su tercera acepción, actualmente en desuso "gran pesar".

No he podido evitarlo, ¿para qué voy a cambiar si las cosas son así? Lo mío son estas cursiladas, se me da mejor.
  • Current Music
    Trans-Siberian Orchestra - Mozart
  • Tags
valleinclan

Existimos porque somos recordados

La frase que da título a esta entrada es de un buen amigo con el que en su día tuve mis diferencias. Un amigo que hoy me ha servido de apoyo durante gran parte de esta noche (los méritos del resto de la noche se los merece mi madre). Escribo porque ya es hora de hacerlo, pero no tengo muy claro cuál es la finalidad de mis escritos, quiero escribir algún poema pero dije que no lo haría, y no voy a hacerlo en este blog.

Llevo varios años sufriendo por amor y desde hace unos días he sentido la necesidad de abrirme si pretendo olvidar. Tengo el defecto de ser muy enamoradiza y, aunque haya una persona que ocupa toda mi capacidad de amar, me he enamorado de varias personas a lo largo de este tiempo, a lo largo del tiempo que he permanecido amando a una dama que llamaremos Dafne. A los diversos enamoramientos, con más o menos intensidad, los podríamos llamar Érato y Clío. Dafne es la primera mujer por la que escribí un poema del que me sentí realmente orgullosa. Érato me ha hecho daño, a veces conscientemente, otras veces inconscientemente pero aunque toda su existencia se hubiera basado en hacerme daño no tendría nada que reprocharle porque yo tampoco me he comportado como debía con ella. Clío, sin embargo, es una mujer inalcanzable que me ha enseñado a ser mejor persona sin esperar absolutamente nada a cambio, sin ni siquiera saber lo que estaba causando en mí. Es la persona por la que he sentido algo de forma más pura, pero también la más inalcanzable.

Lo cierto es que ninguna llega a ser verdaderamente inalcanzable. Una heterosexual con novio que una vez se planteó algo conmigo y que yo me encargué de destrozar; una mujer casada mayor que yo; una mujer mucho mayor que yo cuyo corazón ocupan muchas mujeres pero por alguna razón yo no. Y no sirve de gran cosa lamentarse, a no ser que lo que se pretenda sea amargar a mi madre y al amigo que me ha acompañado algunas horas de hoy. Entonces sí, mis sentimientos sirven de mucho.

Pero la cosa no ha acabado ahí. Hay una persona que ni se imagina lo que siento. Y lo que siento es miedo porque me gustaría ser capaz de formar parte de su vida, porque ha sufrido en la misma cantidad que yo, aunque de distinta forma. Pero es tan gracil, tan perfecta, tan femenina, tan todo eso que yo no tengo que sería (ella) incapaz de ver en mí algo más que un simple apoyo no se sabe muy bien por qué. Y otra persona que se supone que sabe que un buen día me gustó, pero no sabe que no va más allá de cada vez que la veo (lo cierto es que ha sido lo que menos mal me ha causado, pero hoy no era un buen día para descubrir cómo estaban las cosas). Volvemos a la única persona que realmente se merece que pierda un poco de tiempo intentando hacerla sentir mejor. Ella. Esa persona que no va a leerme. Que no va a dejar sus comentarios y que tal vez nunca sepa que algún día sentí algo por ella. ¿Merece la pena este silencio? ¿Merecen la pena los silencios por esta mujer, por Dafne, por Érato, por Clío, por todas ellas que en los últimos dos años han ido ocupando algún lugar especial en mi vida?
valleinclan

Κωνσταντίνος Πέτρου Καβάφης

Frente a nosotros,
como una fila de velas encendidas.


Hace un año y algunos meses entraba mi profesor de griego a clase con algunos libros en la mano. Acostumbraba a leernos de vez en cuando algún poema o un capítulo de una novela con la esperanza de que nos picara la curiosidad de adentrarnos en el mundo de las palabras. Tras 50 minutos nos pidió que buscáramos por nuestra cuenta tres poemas de uno de sus autores favoritos. Fui la única que al día siguiente los trajo. El mencionado escritor respondía al nombre de Kavafis, y por ello me encuentro hoy escribiendo esta entrada. Intentando hacer algo parecido a un homenaje a unos poemas maravillosos, e intentando saldar una deuda con un profesor que siempre recordaré con especial cariño.

Konstantinos Kavafis nació en Alejandría el 29 de abril de 1863. Como tantos otros, no encontró el reconocimiento que merecía hasta después de su muerte 70 años después, llegándose a convertir en uno de los mejores poetas griegos modernos y, unos años más tarde, un icono de la cultura homosexual, qué remedio.

Influenciado por el parnasianismo y el simbolismo, Kavafis sometió sus creaciones (de tema histórico o erótico) a un proceso continuo de revisión y perfeccionamiento. Logró transmitir en sus escritos las flaquezas del ser humano, sus miedos y su sentimiento de culpabilidad.

El español Luís Cernuda fue influido por su poesía.

Apoleipei

A medianoche, cuando oigas de repente
una invisible procesión que pasa
acompañada de exquisitas músicas y voces
no lamentes -en vano- las suerte que pierdes:
tus trabajos perdidos, tus planes
que terminaron en deseos.
Como quien lo esperaba, con valor.
di adiós, a Alejandría, que se aleja.
No te engañes, no digas que es un sueño.
que tu oído se equivoca.
No te engañes en vanas esperanzas.
Como quien lo esperaba, con valor,
como corresponde a alguien que merecía
una ciudad como ésta,
con paso firme acércate a la ventana
y escucha, con profunda emoción,
sin lamentos, sin súplicas cobardes,
como un último placer, los sonidos.
los maravillosos instrumentos, de esta secreta procesión,
y di adiós a Alejandría que así pierdes.

Adaptado de Wikipedia.
valleinclan

Nunca es tarde si la dicha es buena

Tardía llega la noche,
tardío el sol de la mañana.


Más días de lo esperado y mil disculpas. Ayer dormía y hoy no disponía de conexión a Internet, y ahora que me encuentro frente a esto tal vez se me hace más difícil de lo que esperaba. Tal vez, pero creo que merece la pena.


(Alicante, 31 de mayo de 2006)

Guardé su aparición para el último instante.
Rápidas pasan las horas
aún no queriendo darles alcance.
¿Cuántas veces no estuve?
Infinitas las que tú estuviste delante.
Ahora intento entre las palabras de siempre
ser algo de lo que no quieras olvidarte.

Gracias tantas veces recurridas,
únicamente por no saber darlas.
De otra forma no tendrían importancia.
Entre tanto quedaron las palabras
raudamente pronunciadas.
Inexplicable llegada
a un lugar inesperado.
Nunca esperé el dolor que se siente al sentirte tan lejano.


Me puedo volver a disculpar por lo mal que ha quedado. Confío en que, sin decir su nombre, la persona a la que va dirigido sepa quién es, que lea entre líneas y me perdone la torpeza de la rima que he utilizado.
  • Current Mood
    descansada
  • Tags
valleinclan

Recuerdos teñidos por tu voz

Ausencia de dolor,
vida teñida por el odio.


Tengo intención de repetir algo similar a esto una vez más. Y después intentar alejarme de este tipo de cursiladas durante una larga temporada. La diferencia se haya en el receptor, que me gustaría creer que no se lo espera, y que sé a ciencia cierta que no es mi estilo. En este caso me limitaré a devolver un detalle que tuvo cierta persona, como agradecimiento por leerme y compartir vivencias conmigo. Lo malo es que tras esta entrada creo que la otra persona ya sabrá que es la próxima.

La persona antes mencionada es Iván. Como verás, yo también he cambiado un poco mi estilo de escribir en este intento de relato. Espero que te guste.

Y a los demás, espero que al menos les entretenga.


(Alicante, 15 de mayo de 2006)


Recuerdos teñidos por tu voz,
voz rota por la inocencia,
inocencia perdida por el dolor.

Se encontraba frente a ella sin poder controlar sus palabras. Por fin había conseguido deshacerse de esa sensación de impotencia. Por fin podría decírselo todo.

"Permíteme, aunque te duela, decirte que te marches.
Perdóname si ves que me duele hacerlo."


Las palabras salían tal como quería que fueran escuchadas.

"Dicen que las cosas tienen un fin, y a esta situación le ha llegado su turno. No lo hagas más difícil."

Mientras tanto todo lo que habían vivido pasaba por delante de él. No podía creer cómo habían llegado a ese punto. Después de tanto tiempo... al fin y al cabo duele descubrir que las cosas no son como uno espera, pero así es la vida y él siempre la había afrontado con decisión y firmeza. Terminaría poniendo por encima cualquier otro sentimiento que aliviase su dolor, porque como fuere que terminasen las cosas esa noche, tenía una cosa clara: él sufriría, como había sufrido durante los últimos tres meses que había permanecido bajo la suela de su amargura.

Ella, tan bella y tan fría. Se sentía estúpido al no haberse dado cuenta de cómo era realmente. Porque tenía que haber sido así desde el principio, de eso se autoconvencería más adelante, cuando tuviera claridad para pensar.

"No te acerques o me obligarás a pegarte un tiro en la frente, y no te dolerá más de lo que a mí me duele ver en lo que te has convertido."


Se escuchó un ruido seco y decidido. Mató al amor de su vida para no ver cómo éste se acostaba con lo más bajo en nombre de la desdicha.
  • Current Mood
    sólido
  • Tags
valleinclan

Como atento no más a mi quimera

Intentas huír de mis brazos,
intento morir en los tuyos.


No lo he logrado, el vicio tira demasiado. Actualizo para dejar aquí algo que escribí hace varios días. Prometo escribir pronto, tal vez las próximas dos entradas serán dos sorpresas, y espero que para quien le toque en cada caso, sean agradables. (Y para todos ustedes, sería un honor que así fuera.)


Veo sonrisas dibujadas a lo largo del cielo que cubre el mar,
asomada a la ventana.
A lo largo del cielo veo tu sonrisa escondida en la noche.
Noche sin luna.
Noche cuya única estrella es tu sonrisa imaginada.
Y un ángel se acerca, no puedo verlo.
No puedo ver sus manos si aún recuerdo tu cuerpo.
Continúo imaginando.
Desechos de la razón me recuerdan que no estás conmigo,
y pienso en escribir estos versos.
Versos cuya rima simboliza las veces que dejé de amarte.
El viento pronuncia tu nombre,
lo convierte en un frágil recuerdo.
La lluvia no cae, es inexistente en esta noche nuestra,
pero amanecerá un día gris que pronuncie tu nombre,
que pase al olvido.
Sé que mi destino es amarte de la misma forma que, enamorados, se aman el mar y el cielo.
Pienso en crearte a partir de mis versos,
y no sé si realmente éstos fueron creados a partir de tu existencia.
Versos cuya rima simboliza las veces que olvidé tu nombre.
  • Current Mood
    estresada
  • Tags
valleinclan

4 8 15 16 23 42

Nada que escribir,
nada que decir.


Borré la anterior entrada por cuestiones formales. Tanto odio no era bueno, la persona a la que iba dedicada no debía leerlo y es mejor seguir dejando el blog con consas entre bonitas y nimias (más de lo segundo que de lo primero) y no volver a los viejos tiempos.

Mañana comienzo a hibernar. Tengo cosas que estudiar y un curso que intentar aprobar, un ordenador que formatear y muchos vicios de los que quitarme. Voy a echar muchísimo de menos especialmente a una persona. Alguien que a cada entrada me ha dejado un comentario que me ha hecho sentir menos inútil. Alguien a quien ya he tenido que estar echando de menos desde hace un tiempo, pero alguien con quien por suerte podré seguir comunicándome, o eso espero. Entre llamadas perdidas y cartas, que aunque así parezca frío, y lo es, menos es nada y sé que lo agradezco formalmente menos de lo que yo tengo ganas.

Echaré de menos leer los blogs de un señor de Madrid, un señor de Sevilla, una señora vasca reprimida y frígida como todas las vascas pero con encanto y el de dos chicas, una de Cataluña que no sé si me seguirá leyendo o si habrá desistido al no poder dejarme comentarios y otra que no sé si es de igual procedencia o sólo simpatizante de.

No pensaré en las cosas que me han atormentado estos tres últimos días, y no haré caso de gente que no se merece mi atención. Para eso tengo la música extrema, para odiar mucho y demostrar poco odio.

Espero traer buenas noticias a la vuelta. Y espero que mi vuelta se retrase, que como no se retrase, mala señal será.
  • Current Mood
    pensativa
valleinclan

La voz a ti debida

Me hallo frente al fin de la mañana
con este pensamiento atormentado.


Algo bueno han tenido las clases de literatura después de todo este tiempo. Enormes las dotes adivinatorias de mi profesora.

Lástima de nombre, un gran poeta, un gran poema que me recuerda a ti, que ya sabes quién eres.


Perdóname por ir así buscándote
tan torpemente, dentro
de ti.
Perdóname el dolor, alguna vez.
Es que quiero sacar
de ti tu mejor tú.
Ese que no te viste y que yo veo,
nadador por tu fondo, preciosísimo.
Y cogerlo
y tenerlo yo en lo alto como tiene
el árbol la luz última
que le ha encontrado al sol.
Y entonces tú
en su busca vendrías, a lo alto.
Para llegar a él
subida sobre ti, como te quiero,
tocando ya tan sólo a tu pasado
con las puntas de tus pies,
en tensión todo el cuerpo, ya ascendiendo
de ti a ti misma.

(SALINAS, Pedro; La voz a ti debida)

Lo sabes como lo sabe el silencio. Conoces las noches como conoces cada centímetro de mis manos, aunque no las hayas visto. Conoces lo que escribieron y con ello, es como si lo conocieras todo. Lo sabes como lo sabe el silencio. Y el silencio sabe cuánto te amo.
  • Current Mood
    sin ánimo
  • Tags
valleinclan

Senatus populusque romanus

Sola estás y una vez más
siempre intentando olvidar.


Tras algunas peticiones paso a resumir los hechos más relevantes del viaje de fin de curso a Italia. Ha habido cosas buenas, cosas menos buenas y lo más abundante, cosas nefastas. Ahora que estoy en casa me parece todo bastante divertido, pero en fin, ha sido un viaje que quedará grabado en mi memoria como ejemplo de lo que nunca ha de volverse a repetir.

DÍA 1.- Llegamos por la noche al colegio para subir a los autobuses. Lo primero que sucede es que tanto yo como Andrea (la nombro porque va a ser un factor bastante repetido a lo largo de todo el viaje) nos tenemos que ir marginadísimas al autobús de los macarras chungos porque nuestros "amigos" no nos guardan sitio. Y no, no fue por tocamiento de huevos, había que rellenar un papel antes de subir al autobús y el resto de personas se nos adelantaron. Yo pasé las muchas horas de viaje a Madrid escuchando música porque ver Scary Movie no me atraía demasiado. En el autobús vecino el sacerdote que nos acompañaba repartió rosarios que brillaban en la oscuridad.
Una vez en Roma, con varios problemas gracias a que me tocó ser mujer, nos dieron una vuelta en autobús donde nos enseñaron todos los monumentos, a mi juicio bastante más feos que en los libros, que íbamos a visitar y, muy amables ellos, nos dieron también una canción gregoriana a la virgen. A la hora de comer, después de andar durante una hora y no encontrar un maldito aseo mi estado de ánimo podía resumirse en grrr y me destrocé los nudillos mientras el resto iba a comer. Llegamos al hotel y por muy poco no nos tocó dormir con dos de las macarras del autobús porque entre nuestros "amigos" y los macarras nos habíamos vuelto a quedar fuera del lote; nos salvaron los profesores, que se ve que la cara de comeniños ayuda a que intenten evitar que yo asesine a las compañeras de habitación mushroom (champiñón). La habitación cojonudísima, eso sí.

DÍA 2.- Salvo por los desayunos, confirmo que Roma es una putísima mierda. Visitamos un Coliseo destrozado y convertido en un casi parque de atracciones y unos foros con un guía homófobo y machista. Pienso en suicidarme. Después de comer los profesores-guía nos abandonan a la hora de cruzar un semáforo, hacen que medio grupo se descuelgue del resto, se pasan por el forro de los cojones la programación de visitas y hacen ellos solos con unos cuantos las dos únicas visitas que me interesaba ver de Roma. Andrea y yo, junto a otro chico, nos dedicamos a ver Roma. Por la noche descubro lo mala que estaba la botella de Sambúcar que se me ocurrió comprar (WhiteFang debió dar marcas) y que ser vegetariana es un inconveniente gordo.

DÍA 3.- Destacable lo desquiciante que fue la elección del sitio sobre comer junto con la alegría de ver a la preciosa chica que estaba de camarera en el restaurante cutre al que fuimos a comer. También destacable el trauma que me supuso saber que la talla L de una camisa me quedaba pequeña. San Pablo es, con diferencia sobre el resto, el personaje histórico al que borraría de los libros de historia con gusto, por aquel día ya odiaba a la Iglesia y todo lo que la rodeaba con toda mi alma.
La alegría del alcohol que ingerí esa noche fue mítica, como míticos fueron mis intentos de enseñar un sujetador a las chicas de la habitación de al lado (compañeras de clase, que no hice ninguna burrada) sin éxito. Me alegra mucho haber encontrado esa noche un hueco para poder escribir, aunque fuese en el WC.

DÍA 4.- Día que llegamos a Florencia. Gran mierda de hotel, camas de piedra. Eso no estaba duro, eso era una piedra. Vidé con pelos y ducha en el centro del aseo con un agujero en el suelo.
Aquí otra mención. Esa tarde vi a una de las chicas más guapas que he visto en mi vida. Tenía una camiseta rosa, pero da igual, esa chica no era normal, era un ángel. Qué bonita (cara sonriente).

DÍA 5.- Mosqueo monumental arrastrado de por la noche gracias a los horarios, que fueron cojonudos porque no pudimos ver nada interesante debido a las colas (otro momento grrr), pero fue compensado con que ese día tuve la mejor comida de mi vida que yo recuerde; el sitio era barato y era muy elegante. Elegante a mi manera, claro, sobrio y tal. Comí con vino, que siempre he querido hacerlo, la comida era perfecta (pizza y tal, muy buena) y la compañía fue con quien realmente quería comer y en un plan muy tranquilo y agradable.
Me atrevería a decir que fue el mejor día porque de camino a Lido de Jesolo (Venecia) hablé con otra persona a la que hay que hacerle una mención especial. Esa noche fue la peor de todas, por motivos que prefiero reservarme, pero me di cuenta de que fue bastante error hacer el viaje sin esa persona.
Lo del hotel prefiero ni contarlo, fue el primero de los dos cabreos que pillé en los que me puse a gritar en el autobús, aunque el papel de energúmena todavía no me tocaba hacerlo. Asco de "amigüitos" que pasan de ti a la hora de hacer las habitaciones. Por suerte, salieron bastante bien aunque tuvieran que ser de cuatro personas.

DÍA 6.- Otro día de inspiración no contenida. Este fue otro de los mejores días porque todo era precioso (demasiado precioso) y como Andrea y yo decidimos pasar del resto del grupo no tuve ningún mosqueo (una ley universal es que en Venecia es imposible enfadarse y comportarse de forma vulgar). Lo que le pasa a esta ciudad es que los sitios famosetes como el puente de los suspiros y demás, entre que están llenos de gente y no son ninguna maravilla hacen que la ciudad parezca que no vale, pero luego te vas un poco a tu bola y ves cosas bonitas, que no están excesivamente llenas de turistas y en las que parece que estés en una nube de algodón al estilo de mis poemas más cursilistas. Vimos un museo muy majete, eché de menos a una persona y me tuvieron que invitar a comer porque se me acabó el dinero que me había llevado. (Soy única.)

DÍA 7.- De aquí sólo voy a mencionar las partes festival de humor. Se ve que pasó algo en el autobús con un martillo y además uno de los asientos estaba picado, así que el conductor no tuvo nada mejor que hacer que ponerse en el papel de perito y llegar a la conclusión de que le teníamos que pagar 150 euros, todo eso descojonándose en nuestra cara mientras se fumaba un cigarro dentro del autobús. Total, que como no le pagamos y me despedí de él con un corte de manga me llovieron unos cuantos insultos en italiano cuando estábamos en el aeropuerto de Milán.
En Madrid nos tiramos dos horas en el aeropuerto por cosas del dinero y tal. Así que hasta el último día estuvieron sucediéndose avatares continuamente. Aburrirnos desde luego que no nos aburrimos.

ANEXOS.- No recuerdo los días exactos. Descubro lo imbécil que se ha vuelto (¿sigue siendo?) la primera chica que me gustó y que los chinos turistas son unos desgraciados que se merecen una patada en los cojones y yo soy una abuela que tiene que irse a hacer bolillo por lo menos.
  • Current Mood
    somnolienta