Tags: entradas cruzadas

valleinclan

El monte de las ánimas

Más allá sabemos que no habrá nada;
tal vez podamos tener esperanza.


Siento mi tardanza, creo que me he demorado demasiado en escribir esta segunda entrega de las Entradas cruzadas en la que se va a hablar sobre el alma. Llevo largo tiempo sin demasiada inspiración y es bastante probable que mi redacción les defraude.

Para mí el tema de las creencias religiosas es algo bastante simple. No sirve de nada vivir la vida (que es realmente muy corta, generalmente más corta de lo que se desearía) totalmente amargado a expensas de qué pasará después, de hacer las cosas medidas para el supuesto juicio que hay tras la muerte. Personalmente lo que yo creo es lo que me gustaía que pasase. Lo que puede extenderse al tema de las almas, ya que la verdad absoluta no la tengo y no la tiene nadie, por mucho que se diga.

Aclarado este punto, tengo una visión muy fuerte en que pudiera haber reencarnación. Adoptar todo el tema del alma y qué hay después de la muerte como un camino de aprendizaje en el que nos iríamos reencarnando para crecer espiritualmente. Tuve una época en la que pensé que una vez te morías continuabas tu vida tal cual la dejabas pero en un plano paralelo, sin que interfiriese el mundo de los muertos en el de los vivos o al revés, pero no sé bien por qué razón, esa teoría la he ido aparcando y ha tomado fuerza la otra.

El asunto de las almas gemelas es algo que no me importa demasiado. He pensado acerca de ello bastantes veces, pero también ha ido perdiendo importancia. En ese sentido quién sabe si el alma es algo que se puede dividir y al final no llegamos a ser nada. O al contrario, que todos formemos parte de algo mucho mayor y necesitemos los unos de los otros para complementarlo, nada de parejas o algo relacionado con el amor, sino un sistema como podría ser la naturaleza en el que, estando aquí tenemos cierta independencia y una capacidad de elección en la que seleccionamos con quién compartir algo, pero una vez muertos, seamos incapaces de estar separados de ese organismo.

En fin, voy a ir finalizando esto, que posiblemente lo amplíe próximamente (al paso que voy, tardaré mucho) para atar cabos, pero estoy divagando de una forma muy seria y no quiero que se asusten.
valleinclan

Cerraron sus ojos

Se deja llevar a través de la muerte
apagando sus pasos inexistentes.


Les presento la primera entrega de la serie de Entradas cruzadas que ponemos a la vista tanto el compañero de celda Guderian como la que os escribe esta entrada. Hablaremos en esta ocasión del cuerpo una vez ha traspasado los umbrales de la muerte.

Hablemos, pues, un poco acerca de la Historia. Cuando el ser humano muere, el cuerpo es lo que permanece visible a nuestros ojos y se puede hacer con él muchas cosas. Se le entierra, se le entierra ecológicamente, se le incinera en crematorios... Bueno, el entierro ecológico surge en Suecia como alternativa al entierro convencional para que no se saturen los cementerios. No me parece muy útil entrar en tecnicismos más allá de esta información.
Eso en nuestras sociedades. Más allá de eso podría contarles cosas sobre la momificación de los difuntos, la ingestión de algunos de sus restos y demás rituales poco comunes para nosotros. Pero eso sería entrar en terreno religioso y no es de mi agrado hacerlo.

Tras este pequeño esbozo de algo que pretende ser una explicación (bastante lejos de conseguirlo), intentaré exponer mi opinión sobre toda esta parafernalia. La persona se muere. Punto. Si hay algo más allá del cuerpo lo comentaré en la próxima entrada que les ofrezca. Más allá de eso, lo que se haga con el cuerpo que queda me parece totalmente irrelevante, sin tener en cuenta el valor sentimental que cada cual le pueda dar a tener el cuerpo del difunto o hacer algo con éste. Vamos, que el cuerpo se lo comen los gusanos y poco más allá de eso.

Personalmente, creo que donaré mi cuerpo a la ciencia, me parece que hoy en día es la opción más útil. Seguro que la entrega sobre el alma da mucho más de sí.

P.S.: Inhumano. No sé cómo he podido repetir tantas veces en tres párrafos que ha aparecido la misma expresión. Lo siento, ahora no voy a modificar nada pero la próxima vez que escriba me lo haré mirar. =/