Tags: política

valleinclan

Por qué no pienso votar.

Desde que, en diciembre, me tocó cumplir dieciocho años he estado reflexionando sobre cómo emplear mi derecho a participar en la vida política de éste nuestro país, y en tan sólo cinco meses mi opinión ha ido desde tomármelo a broma (por la falta de fe en los resultados, cualesquiera que éstos fueran) o intentar decantarme por una posible opción correcta hasta pasar olímpicamente de todos (por cuánto me repugnan todas las opciones que hay). Voy a reseñar todas las cuestiones que me sugiere ese asunto en un mensaje que no leerá nadie porque se me va a quedar largo con el fin de hacer algo útil. La abstención está mal vista y hoy me tocan la moral ciertos adjetivos.

I. CANDIDATI

Unos 16 en total. Voy a tratarlos en orden alfabético, por simple comodidad.

  1. Centro Democrático Liberal

  2. Son herederos del partido creado por Adolfo Suárez. Lo malo que tiene el centrismo es que es muy dado a arrimarse al lado que más le convenga para tirar por donde sea.
    Reducir la crispación política puede llevar a eliminar el diálogo del «y tú más» que se ha puesto de moda en el Congreso, pero también lleva irremediablemente a adormilarse. Por otra parte, dos partidos políticos actuales de tendencias opuestas para ponerse de acuerdo deberían hacer una amalgama de propuestas que convertiría España en un caos; es preferible que se lleven mal.
    Tienen de bueno que son partidarios de las listas abiertas, pero como no se cambien las leyes —y eso le corresponde a los que salgan en las elecciones del año que viene— lo tienen difícil, y hablar es muy bonito... menos cuando se miente, cambiando de tema. No tiene mayor importancia, pero podrían guardarse la estulticia y no decir que son el único partido donde se practica la democracia interna, porque votaciones internas hay, si no en todos, sí en un grueso número de partidos.

  3. Coalició(n) Valenciana

  4. A mí con esta muestra de pensamiento ilustrado me basta para echarlos a la hoguera, pero seré un poco más extensa y hasta intentaré (si me dejan) dar razones no lingüísticas.
    Me voy a quedar a gusto con dos parágrafos que se desautorizan por sí solos sacados de su discurso fundacional y, puesto que lo veo innecesario, no haré más comentarios. (La cursiva es mía.)

    Por eso nos definimos como foralistas, por que queremos que el Reino de Valencia se mantenga como lo que siempre ha sido, una comunidad propia y diferenciada, integrada desde hace cinco siglos en la monarquía común que aglutina las aspiraciones de autogobierno de las diferentes tierras de España que nacen de sus históricas señas de identidad peculiares y diferenciadas.

    O acabamos con la Academia Valenciana de la Lengua y quitamos el Catalán definitivamente de las escuelas y universidades, o este pueblo perderá definitivamente su conciencia y personalidad. O recuperamos el sentimiento valencianista o lo que quedará de esta gloriosa Comunidad será tan solo un recuerdo manipulado de su historia.


    Si quieren las razones históricas o filológicas —aunque estas últimas pueden resumirse en que se suicidan— por las cuales digo que se desautorizan ellos solos, ladren, que yo gustosamente las expongo.

  5. España 2000

  6. Éstos sencillamente dan miedo, y eso que yo tiendo a ser muy conservadora para según qué cosas. Me explico:

    He intentado encontrar el mítico archivo de audio de la propaganda que se lanza a través de la página principal, pero no ha habido suerte. Pueden entrar y escucharlo igualmente, que es bastante divertido, aunque supongo que el «Moros no, España no es un zoo» es equiparable, aunque sea de hace ya algunos años.
    Huelga los líos de prostitución que ha habido con el presidente y varias denuncias.
    En fin, que son poco más o menos el NSDAP de la España castiza.





  7. Esquerra Republicana del País Valencià

  8. Estos van con los amigos del segundo puesto: en el grupo de los hábiles. Desde reclamar la Dama de Elche (yo quiero que los gabachos nos devuelvan a la Marquesa de la Solana) hasta el sí als Països Catalans.

  9. Compromís pel País Valencià (Esquerra Unida, Bloc, Els Verds, Izquierda Republicana)

  10. Toma coalición. Aquí de verdad que no sé cómo hacerlo para no meterme ya con todo el mundo. Como tengo sueño y quiero extenderme con los dos partidos que tienen posibilidades de ganar, solamente diré que me parece un tanto complicado que se entiendan comunistas que pactan con el PSOE, independentistas que lo hacen con el PP, ecologistas que pactan con independentistas, etcétera.

  11. Falange Auténtica

  12. A ver, aquí se me plantea un problema. Son la derivación de la FE más de izquierdas. Su planteamiento económico se aleja mucho del capitalismo asociado con la derecha a la vez que se acerca al comunismo y al menos de cara a la galería parecen respetar bastante las tendencias individuales. Ahora bien, con ese nombre ha sido la última que se me ha ocurrido ojear. Ni idea de si realmente esos son sus proyectos. De todas formas, soy reacia a todo lo que huela a comunismo porque Camboya me trae malos recuerdos, aunque también me cuesta imaginarme a José Antonio con una hoz.

  13. Ciudadanos por la República

  14. Otros que hablan de autodeterminación, de pueblos, de memoria histórica y de derogación de constituciones. Los partidos que se parecen a los alumnos de filología catalana de la UA aburren y matan a los peines.

  15. Partido Comunista

  16. Aparte de que ya he dicho que directamente rechazo el comunismo y me repito más que la historia, odio profundamente el feminismo panfletario y estos muchachos que llevan décadas peleándose entre ellos se llevan la palma.

  17. Partido Humanista

  18. Aquí al menos hay buenas intenciones, pero juguetean mucho con cosas irrealizables e innecesarias. Entre otras, proponen que a cada paciente se le dediquen diez minutos de atención, no sé si con la intención de acelerar las consultas de la seguridad social o de que no te despachen nada más verte la cara. (¿Y por qué si tengo algo grave sólo me pueden ver diez minutos? ¿Y por qué si la abuela de turno se va a quejar de que parece que le molesta la uña del dedo anular del pie derecho tiene que hacernos perder el tiempo a los demás?)
    De todas formas, no es eso. Yo no soy partidaria de que todo lo dirija el gobierno. No veo por qué no debe haber hospitales privados y hospitales públicos. Mientras se asegure el buen funcionamiento de éstos, aquéllos tienen todo el derecho del mundo a existir. ¡Qué hostias! YO tengo todo el derecho del mundo de decidir si me quiero gastar 100 euros en que a mi hijo le ponga la escayola alguien de mi confianza. Luego está el Banco Municipal sin intereses, que estaría muy bien, ¿pero de qué se va a sustentar? ¿Del aire? En fin, me parece inverosímil.

  19. PP

  20. Aquí tenía ganas de llegar, pero no me voy a extender mucho porque, a pesar de que podría hablar del desastre cultural que están haciendo, de que tienen más cara que espalda y de que ya la liaron bastante con el escándalo de Terra Mitica como para que sigan eternamente teniendo poder, este año lo han puesto fácil ya que «Luis Díaz Alperi [actual alcalde], la concejala de Urbanismo, Sonia Castedo, y el concejal de Tráfico, Luis Concepción, son investigados por la Fiscalía Anticorrupción por presunta prevaricación y malversación en la adjudicación de tres aparcamientos subterráneos» según El Mundo, que no es un periódico de izquierdas precisamente.

  21. Partido Social Demócrata

  22. Uno de esos partidos que sobrestima al ciudadano. De momento no tienen programa, sólo un esbozo sobre la vivienda y poco más. Pretenden crearlo a través de la opinión que envíen a través de Internet los ciudadanos. Los mismos ciudadanos que se atan a un color y de ahí no los mueven ni a tiros. Ilusos.

  23. PsoE

  24. Amigas y amigos, compañeras y compañeros: primero de todo que se han lucido poniendo en sus listas a Joan Ignasi Pla pero lo que me llena de rabia es que tengan planeado desde semanas antes de las elecciones que, de no conseguir votos suficientes para tirar a Alperi del Ayuntamiento, harán coalición con Esquerra Unida y amigos para conseguir su propósito, cosa que sé porque tengo familia metida en ese partido y me voy enterando de lo que pasa. Me parece que ese embuste (ay del nacionalista que vote al EU porque confíe en los del Bloc) los coloca por debajo del PP, que ya es difícil.

  25. Apéndices

  26. Meto en este último grupo los dos partidos sin página web sobre los que no se puede saber nada (Centro Liberal y Centro Liberal Renovador) y tanto a Unió Valenciana como a Units x Valéncia; unos por la chorrada de consumir productos valencianos (¡vamos a tomar sidra en Nochevieja para no tomar Freixenet! pero a la inversa) y los otros por la gilipollez de hacer la mezcla más hortera de la historia en el nombre del partido.


II. CONCLVSIO

Creo que mi descontento es bien visible y que, por tanto, sólo quedan dos opciones. El voto en blanco lo descarto porque ni estoy de acuerdo con los partidos ni con el sistema. Bien sabido es por mis lectores que defiendo la propuesta de Pío Baroja y algunos otros contemporáneos suyos.

Finalmente, como nota bene, quiero decir que, aunque lo más plausible es que me quede mañana en casa, todavía no es algo que sea seguro. Lo que pretendo es que, de no ir a votar, aunque se me critique, al menos no quepan dudas de por qué no lo hago.
valleinclan

Entre el discorde estruendo de la orgía

Entre sombras, vuelta al pasado;
entre sombras, desesperado.


Dedico esta entrada a una señorita y evitaré hacer largas descripciones. Simplemente la temática tratada es común, y prefería dejar claro la fuente que ha hecho posible esta actualización para que esto no sea una intertextualización descarada. El mérito es suyo, puesto que de lo contrario no se me hubiera ocurrido ponerme a pensar.

Cuando elegimos un representante político, ¿qué motivación nos mueve a ello? Para unos será convicción política cuyas raices se encuentran generaciones atrás, sin duda. Para otros serán algunas promesas que les puedan hacer sentir más tranquilos mientras ven las noticias sentados en un cómodo sofá (aunque como todos sabemos, el sofá tiene usos mucho más plácidos que ese). Yo, sin embargo, prefiero quedarme con la motivación de la utilidad. Y esto es extensible a nuestros queridos representantes.

Ya en tiempos republicanos se hacía presente la (¿absurda?) distinción entre Presidente de la República y Jefe de Gobierno. El primero con total valor representativo. El mismo valor representativo que tiene nuestro queridísimo rey Juan Carlos.

No pongo en duda que allá por el siglo XVII disponer de un rey que escondiera la cara ante los problemas tuviera su mínima utilidad, porque tampoco es que fueran la hostia en bicicleta. Hoy en día me parece que ni eso. ¿Qué hace el rey? Esto... ah, creo que cuando hay que hacer algo con un país que también es monárquico cumple la plausible labor de entrevistarse con el rey y dar buena imagen. Por eso a los países que no son monárquicos les va tan mal.

Resumiendo lo que quiero decir, a mí me da relativamente igual si el gobierno de nuestro país es izquierdoso radical o fascista españolazo. O de centro, popular o socialista obrero español. Más que nada porque nosotros lo hemos elegido y hacen una función. Más o menos bien, pero la hacen. Así que con nuestro pan nos lo comemos. El rey aquí no sirve para nada, no es útil, y a mí me parece una barbaridad pagarle la vida a una persona que es completamente inútil. El señor que recoge la basura de mi casa todas las noches es más productivo. Y yo de alguien que me representa lo mínimo que le exijo es que sea útil. Porque para hacer lo contrario, que no nos represente.

P.S.: Diré nombres de pila. Copiosos aplausos hacia Víctor, Alejandro, Verónica y Beatriz por actualizar su blog,unos de vez en cuando, otro al fin después de mucho tiempo. Collejas para Iván, Susana y Paloma por todo lo contrario.

Miguel, hay vida más allá de Vampiro: La Mascarada.
  • Current Music
    Dark Tranquility - Alone
  • Tags